Pensamientos PH

Sí, he atendido a la llamada, ¿qué pasa?

Ringggg… Ringggg… Hola buenas tardes, ¿es usted el titular de la la línea? Soy Wilfredo Rodríguez de Jazzstar y le llamo para ofrecerle nuestro nuevo plan Chupi-Chachi-24 que integra fijo, móvil, televisión e internet? – Eso fue lo primero que escuché al llevarme al oído el auricular del teléfono de casa, la otra noche a las 21:00 horas. Con una gata hiperactiva explorando el interior de mi armario, con una mujer indignada por mi hacer (o no hacer) susurrándome al oído a más de 90 dB(A) desde la otra parte de la casa, con un niño pequeño jugueteando con su churra en su momento del pis de antes de ir a la cama… sí, tuve la santa pachorra de atender el teléfono, pese a no conocer el número entrante (toda una osadía), y responder un “Pues va a ser que no. Buenas noches”. Qué huevos los míos.

El teléfono, el timbre de la puerta, las alertas de tus programas de mensajería, están ahí para que el mundo se pare, para que dejes de atender todo cuanto estas haciendo y para que des prioridad máxima a esa importante información que otro quiere compartir contigo. Claro, que te entiendo, probablemente no hay cosa más urgente que, nada más ver parpadear la luz de tu móvil, abrir tu WhatsApp y descubrir la belleza del último meme de Mariano Rajoy, un dibujo hortera lleno de corazones celebrando lo bonita que es la amistad o un zinguango de color con sus atributos al aire felicitándote la Navidad.

Ojo, que lo hacemos todos. “Semos asínnnn“. Y es para hacérnoslo mirar. Qué facilidad para aparcar las tareas que tenemos que hacer, la entretenida película que estamos viendo, el paisaje que estamos contemplando, el momentazo familiar que estamos disfrutando o simplemente la agradable conversación que estamos manteniendo. Si se enciende la luz del móvil o si suena el teléfono, lo primero es parar el mundo.

Claro que en ocasiones, una llamada puede encaminar tu vida.

Erase una vez que un amigo mío (tranquilo David que tu identidad está salvaguardada), se encerraba en su casa en plena época de exámenes, buscando la concentración con la que poder dar cabida en su cabeza a montañas de apuntes y pesados libros. Tanto tiempo pasaba encerrado en casa, que de vez en cuando se permitía bajar la guardia para poder entretenerse con los ruidos de la calle, con la corriente de aire causada por el aleteo de una mosca o con… el CANAL +.

Una de esas mañanas de estudio mi amigo se hallaba sólo en casa. Tras un buen rato dándole a los libros, pasó por delante de la tele y sintió la imperiosa necesidad de encenderla, simplemente por curiosidad, y así encontrar la excusa para hacer un descanso. Así que la encendió y puso el CANAL +. Y allí estaban: Perdita Durango (Rosie Pérez) y Romeo Dolorosa (Javier Bardem) en plena escena de sexo burro.

Perdita Durango (1997, Alex de La Iglesia) aunque entretenida, como película no es la mejor del mundo, Rosie Pérez como mujer bandera tampoco, y Javier Bardem… vamos que no era su tipo, por mucha melena negra al viento, mucho bigote varonil de dos palmos y mucho torso musculado embadurnado en aceite. Con todos esos factores en juego, una vez pasada la escena de empuje, decidió esperarse a una segunda, y justo cuando comenzó una tercera…rinnnggg… alguien llamó a su puerta.

Con el ánimo encendido, mi amigo bajó de la primera planta con prisa para volver cuanto antes frente al televisor, y al abrir la puerta se encontró con dos mujeres que sonrientes le espetaron –¿Tiene unos minutos? ¿puedo hablarle del Reino de Jehová?-. Mi amigo les respondió que estaba muy ocupado estudiando y que sintiéndolo mucho no podía atenderlas. Cerró la puerta quedándose un poco acongojado, subió a la primera planta, apagó la tele y se puso a estudiar de inmediato ante el bajón que le había dado. ¿Acaso sería un llamada de la Providencia? No sé, no creo en esas cosas, pero porque atendió a la llamada, volvió al estudio y a los días aprobó su examen.

Así que, tu que me lees, te dejo unos puntos de vista de lo que puede llegar a suponer el atender a la llamada. Tu piensa lo que quieras. Yo por si acaso, tendré cerca el teléfono, no sea que suene, aparezca un número raro en su display, atienda la llamada y escuche la voz de Pablo Motos preguntando -¿Sabes lo que quiero?- Me da a mí que esta noche tal vez consiga el coche de “El Hormiguero“. Total , lo peor es que sea el de Jazzstar ofreciéndome su plan Chupi-Chachi-24. Como sea él, esta vez se va a enterar, que le soltaré con mi voz más grave mi temido “Pues va a ser que no. Buenas noches”.

Te dejo un vídeo llamado “Look Up” que os va a dar qué pensar: lookup

0 comments on “Sí, he atendido a la llamada, ¿qué pasa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Andrea Urueña

Palabras que van y vienen formando relatos y pensamientos

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Jerónimo Sánchez

SAP & Mobile Full Stack Developer

Cosas que pienso y a pesar de ello digo

No es mi mejor virtud el filtrar mis opiniones

dtradicio

¡Endulzando la vida!

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

nataliamarquezblog

Dame media hora y yo viviré una experiencia.

ANNA ÅSTRÖM

joyería artesanal, poesía, mini-acuarela, ... Mi vida

Dizzy Magazine

Página con noticias, curiosidades, imágenes y mensajes, citas, otras páginas interesantes y de todo un poco.

El blog de Jaime Pereira

El Valor de gestionar con Valores

ThinkWasabi

pjhidalg.com - Mi lugar de esparcimiento mental.

El Rincón de PH.

pjhidalg.com - Mi lugar de esparcimiento mental.

KTARSIS

Revista Online del Entretenimiento Audiovisual

SALONDELMAL.com

CULTURA POP PARA EL BUENO, EL MALO Y EL NERD

A %d blogueros les gusta esto: