Pensamientos PH

Mis llaves, el karma y mi boca de tres metros.

“Cada uno recoge lo que siembra”, “quien siembra vientos, recoge tempestades” o “dame pan y dime tonto”. Con estos tres refranes se resume mi último fin de semana. Tres estupendas frases que nuestro refranero español las usa para decir lo mismo que hinduistas y “compi-yoguis” cuando hablan del karma: cada uno recibe lo que por su acción merece. Y es que el mal karma vino a mí por hacer uso de mi boca de tres metros:

La situación: papá tiene planificada toda la tarde en su cabeza y por eso está detrás de mamá e hijo desde primera hora de la tarde del viernes para ir al parque, a que hijo juegue, y después ir a casa de los abuelos, a ver en la tele el partido de fútbol de La Roja, que es a las 21:00 horas, y de paso cenar. Tras varios intentos papá por fin lo consigue y, al salir (las 19:30 horas), a mamá se le cierra su coche con… su bolso, su móvil, su dinero, su documentación y… ¡las llaves del coche!

La reacción: papá, conocedor de que no hay disponible una copia de la llave del coche de mamá, haciendo gala de su sangre fría, temple, conocimiento, capacidad de colaboración, madurez, saber estar, suelta un: “mecagüenlaostia, ¿pero cómo has estado? Claro, como estás en lo que no tienes que estar… ¿y ahora que? ¿a ver cómo abrimos el coche? ¡Y encima me voy a perder el partido!”. Mamá que siempre habla, hoy calla y toma aire. Hijo quiere un zumo.

La solución: mamá, ante tal speech motivacional de papá, tira de contactos y se trae a Nayim (las 20:00 horas), experimentado mecánico, que con tan sólo una cuerda y un nudo corredero es capaz de abrir la puerta al cabo de tres intentos, ante la atónita mirada de cuñados, vecinos y transeúntes varios. Papá paga a Nayim 20 € agradecido de poder tomar rumbo a casa de los abuelos a las 20:30 horas, a tiempo de ver el partido. Papá respira felicidad. Mamá calla. Hijo quiere hacer pipi después de tanto zumo.

Una de buen karma: tras una buena cena, un triunfo de la Selección Española y una buena noche, papá comienza el sábado saliendo a correr, contento, ante un amanecer despejado. Con ánimo alegre, a papá se le encomienda el importante reto de pasar la mañana en compañía de hijo y sobrinas. Actividad, paseo, risas y fantas. Los pequeños encantados. Buena comida con abuela. Café con cuñados. Tarde tranquila. Parque con críos. Cena tranquila. Copa en casa con mujer. Apenas está acabando el día. Qué redondo.

Una de mal karma: qué redondo… ¡y un copón! A la hora de acostarse papá busca sus llaves para cerrar la puerta y no aparecen. Por suerte están las de mamá. Pero ya aparecerán. No será posible que después de la que le armó ayer papá a mamá, ahora papá sea quien ha perdido sus llaves de casa, que además van en el mismo llavero que las del coche, de las que además no hay copia. Nooooo. Síííííí. Papá despierta sobresaltado a las 06:00 horas del domingo. A la mente le ha venido que es probable que las llaves de papá se quedaran en el techo del coche de mamá al colocar a hijo en su silla. Así que papá sale con la fresca a desandar lo andado el día anterior, pero las llaves no aparecen. Visita los sitios en los que estuvo el sábado y no aparecen. Mamá calla. Hijo quiere churros, que es domingo.

Marchando dos tazas de mal karma: papá se siente mal durante todo el domingo. Está preocupado por la pérdida de las llaves. Si caen en malas manos, la casa no queda segura. Lo mismo con el coche, además de tener que pensar en la forma de abrirlo o moverlo. Como sabe que actuó mal con mamá el viernes, pues siente vergüenza por la pérdida de llaves. Sale a mediodía a buscar llaves, tampoco. Sale por la tarde a buscar llaves, tampoco. Mamá calla. Hijo pregunta por uno que sale con coleta por la tele. Papá no duerme nada en toda la noche.

No hay dos sin tres: llegada la mañana del lunes y ante tan negra perspectiva, toca visita del cerrajero y de la asistencia en viaje del seguro del coche. Llaves nuevas en casa y visita del coche al taller para ponerle nueva llave (y una copia). Y claro, ya que va al taller, pues toca la revisión, pues habrá que hacerla. Coste de toda la fiesta 300 € (frente a los 20 € de la fiesta de las llaves de mamá, dan ganas de llorar). Mamá habla: “te está muy bien, eso por hablar”. Papá calla. Hijo dice “papá, mira mi churra”.

Conclusión: tirando de refranero puedo acabar con un “en boca cerrada no entran moscas” o con un “donde las dan las toman”, o como aquel anuncio de El Corte Inglés de “te lo mereces y lo sabes”.

Epílogo: gracias a su estimada @nmarquezmartin, a su NATALIAMARQUEZBLOG y a sus compañeros de trabajo, papá ha descubierto  los maravillosos buscadores de llaves TILE (@TheTileApp), y ha comprado uno para él y otro para mamá. A ver si esto ayuda a evitar problemas con las llaves. La pena es que para la boca de tres metros, gadgets no hay.

0 comments on “Mis llaves, el karma y mi boca de tres metros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Andrea Urueña

Palabras que van y vienen formando relatos y pensamientos

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Jerónimo Sánchez

SAP & Mobile Full Stack Developer

Cosas que pienso y a pesar de ello digo

No es mi mejor virtud el filtrar mis opiniones

dtradicio

¡Endulzando la vida!

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

nataliamarquezblog

Dame media hora y yo viviré una experiencia.

ANNA ÅSTRÖM

joyería artesanal, poesía, mini-acuarela, ... Mi vida

Dizzy Magazine

Página con noticias, curiosidades, imágenes y mensajes, citas, otras páginas interesantes y de todo un poco.

ThinkWasabi

pjhidalg.com - Mi lugar de esparcimiento mental.

El Rincón de PH.

pjhidalg.com - Mi lugar de esparcimiento mental.

KTARSIS

Revista Online del Entretenimiento Audiovisual

SALONDELMAL.com

CULTURA POP PARA EL BUENO, EL MALO Y EL NERD

A %d blogueros les gusta esto: